Blogia
MIMISMIDAD

Un cuento al revés

Un cuento al revés



Pues casi es mejor que no lo encuentres. Con toda seguridad, vas a creerlo un príncipe. Pero en la realidad pasa justo lo contrario que en el cuento: el príncipe se vuelve rana. Sabiduría popular: mejor sola que mal acompañada. Y no hay mejor compañía que la de una misma.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Raquel -

No te digo ni que sí ni que no, vete tú a saber... ;)

hoeman -

Y vicerversa, e! Con las princesas tb pasa lo mismo!!!

Raquel -

las ranas croan, no más, jaaaa

Yahoraquebonita -

Mmmmmmm vale pero... joer que las ranas tambien entretienen y...cuantas mas conozcas...mas posibilidades de q el siguiente sea un principe!

Raquel -

Bueno, la propia compañía no es la única de la que disfrutar, pero sí la mejor :)

La reina morcilla -

Estoy de acuerdo en lo de que mejor sola que mal acompañada, o incluso que acompañada en exceso, pero no lo estoy en lo de que la mejor compañía es una misma. Yo me cansaría de estar siempre conmigo, necesito otras compañías que me hagan olvidarme de mi y disfrutar del resto, aunque no quiero decir que ese resto de compañías tengan que estar persentes, pueden formar parte de algún tipo de fotograma, de una página de cualquier novela...
En fin, que estar solo es lo peor, y que por suerte, no todos los príncipes se vuelven rana y todavía más genial, no todos los tios son príncipes, así que, no corren el riesgo de volverse bactráceos en cuanto les des un beso.

Disfruta! :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres