Blogia
MIMISMIDAD

¡Jó qué fiestas!

Pues sí: ¡qué fiestas aquellas de nuestra adolescencia! La bodeguita de casa para nosotros, toda la pandilla y algunos invitados, unos padres que nos dejaban disfrutarlas sin inmiscuirse (los míos; es que éramos buenos chicos), merienda, música, decoración con serpentinas (aún están en el techo las marcas de las chinchetas), baile, baile y más baile... Y la anécdota del Help, mi amiga que se cae de culo por intentar imitar uno de mis movimientos coreográficos, las risas (la suya la primera) Buenos, buenísimos recuerdos que se reavivan con esta canción.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Raquel -

Jajaja, ahora sí está la salsa en su punto.
Tú lo presenciaste, ¡cómo nos reímos! ¿eh?

milindris -

Y las de la mía.
¡Cómo olvidarlas!
Las canciones y las fiestas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres