Blogia
MIMISMIDAD

¡Ay, doctor, qué malita estoy!

¡Ay, doctor, qué malita estoy! Qué malita me pongo, doctor, cuando lo veo en Urgencias con ese pijama verde y el fonendo colgado al cuello como una medalla olímpica. ¡Mira que es usted guapo! Bueno, yo no diría guapo exactamente, que lo es, sino más bien apuesto, atractivo, masculino... En fin, que cuando lo veo en Urgencias, doctor, me pongo malísima, me sube la fiebre y me dan sofocos. Y eso que no estaba usted ni la mitad de bien que ahora, después de colgar la bata y ganar el Oscar. ¡Qué bien le sienta la edad, George Clooney! Aunque pareciera imposible estar más guapo que en su época de doctor, ha mejorado con las canas y con los años. Está usted mucho más interesante aún. Y además es inteligente y tiene talento, es usted casi perfecto. Qué más da que haya confesado ser infiel por naturaleza, no ha hecho más que sincerarse y reconocer que le ocurre lo que al 98% de los hombres y pocos quieren decir abiertamente. Además, para lo que yo le querría, poco importa la fidelidad, querido George. ¡Ay qué malita me pongo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Raquel -

Ainnnssss que a mí me ha hecho sentirme otra vez adolescente... Está... ¡¡¡CÓMO ESTÁ!!!!

monologuista -

Ratifico tus palabras una a una..sin excepcion. Joer como esta el Clooney!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres